Estancia de Respiro

Estancia de Respiro es una villa acondicionada con tres recámaras para recibir hasta a cuatro personas con autismo; su planta alta cuenta con espacios para realizar talleres de manualidades, juegos y actividades físicas. En ella se podrán recibir a niños (desde los cuatro años de edad), adolescentes y adultos con autismo durante las noches de los viernes, sábados y domingos por un número de horas determinado por las necesidades de cada familia. El servicio es provisto por psicólogos y enfermeros especializados en atención para personas con autismo. El personal se encarga de organizar actividades de esparcimiento para los huéspedes, de alimentarlos con comida encargada por la familia, de administrarles sus medicamentos en caso de que así lo requieran y de supervisar su descanso durante la noche.

Se trata del primer proyecto de su tipo en México. Su propósito es mejorar la calidad de vida de las familias de personas con autismo permitiéndoles la posibilidad de hospedar a su ser querido por unas horas o una noche en la Estancia para que ellos puedan descansar o disfrutar un momento de ocio. Con frecuencia, el cuidado prolongado de una persona en condición de dependencia consume tiempo, genera estrés y limita seriamente la vida social de los involucrados. Poder disponer de tiempo personal resulta esencial para aliviar la presión familiar y esto a su vez contribuye a mantener un entorno más sano y agradable en el hogar.

La Estancia cuenta además con cámaras de seguridad con acceso a imágenes en tiempo real por internet, exclusivo para los usuarios del servicio. Con esto, la familia podrá partir tranquila sabiendo, no solo que su familiar está en buenas manos, sino también sabiendo que podrá estar al tanto de las actividades que este realiza dentro de la Estancia.


La Estancia fue inaugurada el 14 de septiembre de 2015. La ceremonia fue precedida por Sebastián Lanz Paredes, presidente de la Asociación ProAutismo, y el acto inaugural por Diana Rendón de Kuri, importante patrocinadora y activista comprometida con diversas causas sociales.

Para solicitar los servicios de la Estancia de Respiro, la familia deberá ponerse en contacto con dos semanas de anticipación al número 680-75-97 o mediante la página de Facebook a nombre de proautismo. Los usuarios primerizos deberán asistir a tres terapias previas, con una duración de 30 minutos cada una, para que el personal de la Estancia pueda conocer sus habilidades y necesidades especiales. La persona responsable por el usuario deberá asistir a una terapia adicional para responder a dudas sobre el cuidado y las rutinas de su familiar. Aunque la Estancia proveerá sus servicios a un bajo costo, ofrecerá también facilidades de pago para apoyar la economía y el bienestar de las familias.